Unión jugó como un grande, dejó todo…pero no alcanzo

Una verdadera fiesta se vivió en el “Camino”, el Estadio de la ciudad. Una hora larga antes del partido, ya había una cantidad importante de gente en la puerta cantando por el equipo de la ciudad.

Y la fiesta se completó con la salida del equipo. Impresionante. Llovieron papelitos y demás cotillón para darle aliento y decir presente ante el compromiso más importante que tenía el equipo de nuestra ciudad en los últimos tiempos.

Estadio que explotaba. Equipos en cancha. Sólo restaba jugar, meter y darle una alegría con un triunfo a todo Maipú.

El partido empezó con el pie cambiado para Unión. A los pocos minutos del primer tiempo, el goleador nato del equipo, el diferente, Octavio Bianchi se retiró lesionado.

Y a pesar de eso, el local contó con un par de situaciones en un juego trabado, disputado, con mucho en juego por los dos lados.

En ese escenario se fueron los primeros 45´con el cotejo igualado en cero. Paridad y a esperar que sucedía, como reaccionaban los equipos para el tramo final del encuentro.

Con la reanudación, se lo vio mas “ducho” al equipo visitante. Manejo los tiempos, frente a la resistencia de Unión que metía y metía.

Y tuvo su oportunidad Atlético Miramar en los pies de Matías Atlante. El 7 visitante dispuso de un penal y la pateó afuera. Respiro para Unión y a seguir peleando el cotejo. Como se juegan las finales. Así la jugó Unión. Con sacrificio, metiendo, con un esfuerzo descomunal de todos sus muchachos, sin entregar una pelota, peleando en todo el terreno.

Pero promediando el ST el visitante se puso en ventaja. El 9 con olfato del Atlético la mandó a guardar. Ezequiel Petti no perdonó y los miramarenses se ponían en ventaja. La gente siguió alentando, apoyando al equipo.

Cuando Unión fue con todo, cerca del final del partido vino el mazazo final. Un jugador de jerarquía como Emanuel Penisi, con la casaca 16, estampó el 2 a 0 final.

Todo el reconocimiento para estos chicos que dejaron todo y más llegando hasta esta instancia donde, si antes del comienzo del campeonato se lo ofrecían, nadie lo hubiera creído. Atrás, con mucho más presupuesto quedaron equipos de gran talla. Kimberley, Círculo Deportivo, Parque, todos fueron desfilando en su camino a la eliminación, mientras el UNIÓN de nuestra ciudad siguió avanzando. Y siguió. Y jugó como un grande, dejando todo una semifinal de torneo.

Gracias Unión! Gracias chicos! Maipú toda está orgullosa de todos ustedes.

Nos han dejado una enseñanza tremenda. Con esfuerzo, sacrificio, sentido de equipo, empujando todos para el mismo lado…se llega lejos. Bien lejos. Como Ustedes lo hicieron en todo el Torneo y en el día de hoy.

Sólo una palabra sintetiza todo lo que nos dieron y no hay que cansarse de repetirla: GRACIAS!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*