Charla teórica y práctica: La Regla de Oro como camino de liberación

En la charla brindada por Mirian Barberena (Profesora de Castellano, Literatura y Latín, Magister en Enseñanza de la lengua y la literatura UNR) se propone “La Regla de Oro” como un saber de referencia de los mundos social y subjetivo y una herramienta verbal, el “Ejercicio de los personajes” como un facilitador de la interiorización de la Regla de Oro.

Está basada en la tesis de doctorado (UNLP) en proceso de escritura “La Regla de Oro como herramienta de lenguaje para facilitar el diálogo en los conflictos interpersonales”, encuadrada en el Interaccionismo Sociodiscursivo y más específicamente en la propuesta de Bronckart (2004, 2007, 2013). En este marco teórico los procesos de socialización y de individuación son dos aspectos complementarios del mismo desarrollo humano.

Nos plantea Bronckart (2013) la necesidad de distinguir diferentes tipos de desarrollo, según las clases de objetos a los que el desarrollo apunta. Considera que una posible distinción se puede basar en los tres tipos de mundos de conocimiento de Habermas (objetivo, social y subjetivo).

La Regla de Oro es un principio de conducta presente en diferentes culturas y religiones. Si bien aparece expresada de maneras muy variadas, en todas ellas se explicita la necesidad de la coherencia entre el trato que uno reclama para sí y el trato que uno está dispuesto a dar a los otros. Los autores que nos permiten fundamentar la propuesta de usar la Regla de Oro como principio moral son Paul Ricoeur (2006) y Silo (1997).

La propuesta profundiza el aspecto sociocultural de la emoción y la voluntad, ya que las dificultades para comprender y practicar la Regla de Oro se relacionan tanto con aspectos emocionales como con los específicamente cognitivos. En esta perspectiva hay una continuidad biológica entre la mente animal y la mente humana pero hay también una ruptura, por la mediación social y cultural. Las emociones las compartimos con los animales, pero las llamadas emociones superiores, los sentimientos humanos, son para Vygotski construcciones esencialmente sociales y culturales.

En el segundo encuentro se propone practicar el “Ejercicio de los personajes”, una herramienta textual creada para facilitar la práctica de la Regla de Oro. Son una serie de preguntas que permiten convertir en diálogo, interno o externo, una situación que una persona experimenta como un conflicto interpersonal y que le impide expresarse discursivamente; surgió en un grupo del Movimiento Humanista que intentaban sortear las dificultades que aparecen a la hora de intentar tener una conducta coherente con la Regla de Oro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*