Absuelven a individuo juzgado por resonantes robos perpetrados en Maipú

Por no haberse probado su autoría, incluso que hubiera estado en esa localidad cuando los ilícitos ocurrieron, según resalta el veredicto. El fiscal y la defensa habían consensuado el juicio abreviado, a partir que el imputado aceptaba su responsabilidad en los hechos.

En un fallo reciente dictado en el marco de un juicio abreviado, el Dr. Antonio Severino actuando como Juez unipersonal del Tribunal en lo Criminal n° 2 departamental absolvió al procesado, al considerar que no había elementos que determinaran su responsabilidad penal en los hechos en juzgamiento.

Tanto el Fiscal como la Defensa, ésta con acuerdo expreso del imputado, habían acordado la responsabilidad del imputado, la calificación de los hechos y que la pena no debía ser superior a Tres años de cumplimiento efectivo.

Los ilícitos en juzgamiento eran los siguientes:

Hecho I: entre horas de la noche del 28 y las 6 de la mañana del 29 de marzo de 2011, al menos dos sujetos previo escalar por los techos de un local ubicado en Moreno y Madero de Maipú accedieron al patio interno del edificio de empresa Néstor Galárraga SRL, donde luego de desactivar la alarma ingresaron al local y sustrajeron medicamentos veterinarios, una Notebook HP, como también luego de perforar una caja fuerte mediante el uso de una autógena y abrirla, 93.200 dólares, 105.840 pesos y una gran cantidad de cheques a nombre de la empresa y de terceros.

En la Comisaría se recibió un llamado anónimo diciendo el apellido de una persona que habría cometido el hecho, aportando como dato que el otro se llamaría Lucas y tendría un Fiat Palio tres puertas de color gris o gris oscuro.

Hecho II: alrededor de las 8 horas del día siguiente los mismos sujetos a través de los techos, accedieron a un patio trasero y desde allí al interior de una vivienda ubicada en la calle Belgrano de la misma localidad, donde privaron de su libertad a la moradora atándola con las sábanas de su cama. Luego y utilizando una amoladora accedieron a una caja fuerte y se apoderaron de dólares y pesos, también de anillos de oro, una alianza, un reloj Rolex, una cadena de plata y oro, un medallón, y otros elementos de valor.

La víctima en la diligencia de reconocimiento fotográfico reconoció a Lucas González como el según individuo que había participado en el robo.

Un testigo que se encontraba pintando una propiedad cercana al lugar del hecho, refirió haber visto un Fíat Palio línea vieja de color gris verdoso, con llantas deportivas color negras y cromada con rayos, vidrios oscuros, realizando una descripción de uno de los sujetos coincidente con la víctima.

El Juez al analizar los elementos incorporados al expediente y más allá del juicio abreviado consensuado por las partes, consideró que no se había logrado acreditar con el grado de certeza que requería la instancia, que el acusado González hubiera sido una de las personas que participaran en los hechos endilgados, menos aún, que hubiera estado en Maipú en la fecha que los mismos se consumaron.

Tuvo en cuenta el Magistrado que la única información sobre el imputado había surgido de un llamado “anónimo”, donde se decía que se llamaría “Lucas” y que tenía vinculo de amistad con Juan Gabriel Zogbe (condenado en 2014 como coautor del Hecho II), y que se movilizaría en un Fiat Palio color gris.

“No se logró determinar el apellido de N.N. Lucas, o el apodo, o la patente del Fiat Palio, como así tampoco datos útiles que permitieran la correcta identificación, o el menos acreditar su presencia en la localidad de Maipú a la fecha de los ilícitos”, resaltó el Juez.

También señaló, que el personal policial que se había trasladado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para realizar tareas investigativas, dijo que habían observado en el barrio de la Boca un vehículo sin ocupantes que se correspondía con la marca y el color del descripto por una familiar de Zogbe, del que se obtuvieron fotos, de cuyas imágenes y sin “demasiado esfuerzo” dice el Juez, se podía advertir a simple vista que “no tenía llantas deportivas, ni rayos, y el color -pese al esfuerzo evidenciado por el personal policial cuando lo describe- no es gris claro, sino verde muy particular, como tornándose más suave”. “Huelga manifestar –resaltó el Dr. Severino-, que ese vehículo, desde el instante mismo en que se lo tiene a la vista, no tiene nada que ver con el vehículo que fuera descripto por los testigos de Maipú”.

También indicó el Magistrado, que pese a que del procesamiento de Zogbe y González por el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 13 surgía que se conocía, “no es menos cierto que de ningún modo acredita que González haya participado en los hechos de Maipú”.

También indicó, que de haberse practicado diligencias mínimas tendientes a profundizar la investigación, se podría haber determinado con el grado de certeza que requiere una sentencia condenatoria, si fue efectivamente González uno de los autores responsables de los hechos por el que fuera requerido a juicio.

“En síntesis –dijo-, del análisis efectuado y encontrándome ante una investigación huérfana en relación a los extremos que la imputación requiere…”, consideró que la duda debía jugar en beneficio del imputado.

Por ello el Dr. Antonio Severino resolvió absolver a Lucas Gabriel González, comerciante, nacido y con domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por no haberse probado su autoría penalmente responsable de los hechos por los que había sido requerido a juicio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*